sábado, 26 de abril de 2014

Cuando las matemáticas vienen a salvar tu vida




Igor Tamm (1895-1971) fue un físico y matemático ruso. En 1958 recibió el Premio Nobel de Física por su trabajo con un fenómeno llamado ‘Radiación de Cherenkov’. Esa radiación se genera cuando una partícula pasa por un medio dieléctrico más rápidamente que la velocidad de fase…    

Um.  Bueno, olvídese, el resultado es que da una luz azul de ciencia ficción:

 

Wikipedia

Y ultimadamente, este artículo no es acerca de radiaciones, sino de matemáticas. Bueno no de matemáticas en sí - porque mis apreciados lectores se pasarían directo a la sección del Video del Día - sino del científico mencionado al principio.

En la Primera Guerra Mundial, Tamm se unió al ejército como asistente médico de campo, y para finales de la guerra era parte del movimiento revolucionario, y un enérgico antibelicista. Cuando estalló la Revolución Rusa (1917) se encontraba cerca de la ciudad de Odessa y fue capturado por vigilantes anticomunistas. Como andaba de noche buscando comida, sospecharon que era algún agitador anti-ucraniano y se lo llevaron a su líder, que había sido un profesor de universidad. 

Al ser interrogado, Tamm contestó que era matemático y el líder de los vigilantes, escéptico, le dijo, “Muy bien. Calcula el error cuando la aproximación de una función por medio de series de Taylor se trunca después de N términos. Si respondes, te dejaré ir, si fallas te fusilaremos.”
Tamm se puso a hacer el cálculo sobre el polvo del suelo, con su dedo. Al terminar, el líder vio la respuesta y agitó la mano, indicando a sus subalternos que lo dejaran ir.

Seguramente la historia es apócrifa, pero una historia no necesita ser verdadera, sino sólo verosímil, para comunicarnos su punto. El respeto que un hombre puede tener por un alma gemela - aunque estén en bandos opuestos - es un tema de larga tradición en todas las culturas, las ciencias y las artes.


VIDEO DEL DÍA

Johnatan Matte, profesor de matemáticas, se dedica a hacer divulgación acerca de lo bellas y soprendentes que son, y de hacerlas menos intimidantes para el público en general. Aquí hay un excelente video de una de sus pláticas: